Blog

Últimas publicaciones

Laura Pastoriza | 14/02/2018. La Nueva Crónica

El Carnaval de León ha vuelto a vivir su jornada con más sabor con los antruejos llegados de varios puntos de la provincia, acercando así una tradición que no se ha perdido y que durante los últimos años se puede vivir en la capital leonesa, de ahí que cientos de personas han animado a seguir el desfile pese al mal tiempo de este martes, en el que no ha parado de llover.

La lluvia ha marcado este desfile, por lo que todos los personajes que han salido han tenido que cubrirse con plásticos o paraguas para no mojarse y, sobre todo, que sus ropajes no se estropeen.

Por este motivo, no han faltado por las calles de León la zafarronada de Riello, el antruido de Riaño, los antruejos de Velilla de la Reina, los jurrus y castrones de Alija del Infantado, los campaneirus de La Cuesta, los antruejos de Cimanes de Tejar, los antruejos de Carrizo de la Ribera, el antroido del Bierzo, el carnaval tradicional de Santa Olaja de Eslonza, los caretos de Villalfeide y la presencia los Campanones de Pozos de Cabrera.

El desfile se ha iniciado como todos los años en Sáenz de Miera y ha continuado por la avenida Palencia, glorieta Guzmán el Bueno, avenida Roma, plaza de la Inmaculada, Gran Vía de San Marcos, plaza de Santo Domingo, calle Ancha y plaza de San Marcelo, donde se ha finalizado con una exhibición.

Entierro de la sardina

El Carnaval de la capital finaliza este miércoles con otra tradición de estos días, el entierro de la sardina. Está previsto que se inicie el desfile a las 20 horas con el acompañamiento de obispo, monaguillo y fiscal, banda de música fúnebre y cortejo ciudadano de luto al cadáver de la sardina hasta su trágico final, en la hoguera, a las 21:00 horas en la plaza San Marcelo.

La sardina está expuesta hasta el momento de su ‘sepelio’ en el Consistorio de San Marcelo, con su correspondiente ‘libro de condolencias’.