Blog

Últimas publicaciones

M. Carnero | 12/02/2018. Diario de León

El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, fue nombrado ayer en su pueblo Guirrio de Honor, algo que compensó con el anuncio de un proyecto cultural que convertirá a Velilla en cuna del carnaval ancestral.

«Aquí nací, aquí me crié y siempre está en mi corazón». Con estas emotivas palabras, el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, se dirigió ayer a sus vecinos de Velilla de Reina, a los que acompañó en una de sus citas más importantes, la celebración de su Antruejo.

El presidente, que reconoció que ser de Velilla es una de las cosas de la que más orgulloso se siente, obtuvo de manos de la asociación cultural de la localidad la distinción de Guirrio de Honor, reconocimiento que recibió junto a otros quintos que allá por los años setenta recuperaron esta fiesta y la convirtieron en lo que es hoy, un referente en los carnavales más ancestrales de la provincia. El subdirector de Diario de León, Rafael Blanco, Fael, como cariñosamente le llamó el presidente, fue otro de los homenajeados. Martínez Majo quiso premiar tanta dedicación y tanto empeño con un anuncio muy especial, que llegó de pleno al corazón de sus vecinos, la próxima ubicación en la localidad del Museo Transfronterizo del Carnaval y la Máscara de España, un proyecto en el que está trabajando ya la institución provincial a través del Instituto Leonés de Cultural. «No va a ser fácil porque sabéis que hay otros pueblos que también se lo merecen, pero hay que reconocer que Velilla fue el primer pueblo de la provincia en poner en valor esto de lo que hoy estamos disfrutando, el carnaval de raíces y de tradición», concluyó el presidente. Martínez Majo no acabó su discurso sin antes no recibir un pequeño tirón de orejas de algunos vecinos por no tener cobertura de móviles en el pueblo. «Recojo el guante para que la señal llegue a todos los rincones de Velilla», sentenció.