Los personajes que interpretan la acción son un número indeterminado de Jurrus, mandados por el Gran Jurru. Su misión durante toda la representación es gritar y amenazar con sus armas.
Tres Birrias, capitaneados por el Birria Mayor, son los que tienen como misión combatir contra los Jurrus.
Doña Cuaresma, que tiene su sede en la iglesia, es la que toma a su cargo la defensa de la localidad y encarga al Birria Mayor que acabe con los Jurrus.
La Mayorazga es la que convoca casa por casa y tocando el cuerno a un número indeterminado de mujeres, para organizar la defensa.

Los Jurrus simbolizan el mal, “la oscuridad”, según nuestro informante Ricardo Rodríguez, entonces su aspecto físico ha de responder al canon de la fealdad, tiene que dar miedo, porque si no la da “no es jurru paparracho”, como dicen en el lugar. Así que sus máscaras, de madera, de corcho o de corteza de palera, muestran rasgos animalescos, donde combinan los colores negro y rojo, con pieles de animales para la parte posterior de la cabeza, preferentemente de conejo, y con cuernos de borregos o de toro. No hablan, ni escuchan –no tienen orejas-, dan gritos guturales.

Los Birrias simbolizan el mal arrepentido, camino del bien, “la luz”. En consecuencia se representa un ser híbrido entre humano y animal, con rasgos más humanos –ya tiene orejas y menos piel de animal-, una cruz sobre la frente, pero aún mantiene cuernos de ciervo o corzo. Ya puede hablar.

Doña Cuaresma, de negro riguroso, responde al prototipo de una época de ayunos y abstinencias, aunque elegante.

La Mayorazga, aunque lleva ropaje negro, el colorido de su pañuelo, ya la acerca a una mujer del pueblo. Como también son del pueblo el resto de mujeres que intervienen en la representación y que visten el traje tradicional.

Indumentaria

Los Jurrus visten camiseta y pantalones blancos de felpa, fajín rojo, polainas de pieles de oveja, cabra o de telas aleopardadas, guantes blancos y zapatillas blancas. Prendidos de un cinto, a la cintura, cencerros, y cruzándole el pecho, esquilas. En sus manos, tenazas aticuladas, pero de pequeño tamaño.

Los Birrias visten túnica blanca de lino hasta por debajo de la rodilla, polainas del mismo tipo que los Jurrus y guantes blancos. Portan trallas.

Doña Cuaresma viste manteo y delantal negros, con bordados del mismo color, camiseta y blusa negra, guantes y medias negros, zapato de vestir, con peineta y mantilla negra; el traje de viuda rica. En sus manos, un libro y el pregón que leerá desde las almenas.

La Mayorazga también viste de viuda rica, pero cubriendo su pecho y espalda con mantilla roja que prende a la cintura. Cubre su cabeza con tocado. Lleva en sus manos pregón y cuerno con boquilla.

Las mujeres visten traje tradicional en distintos colores: manteo con delantal, blusa y mantillas o toquillas, medias caladas y zapatos.